Números de una campaña de crowdfunding

julio 14, 2014 por Libros con Miga - 10 comentarios

Hace aproximadamente 1 año terminó nuestra campaña de verkami con la que nos dimos a conocer ante la comunidad de panarras y, en general, ante el mundo.

Un año es tiempo suficiente para hacer balance y, como a menudo nos preguntáis que qué tal, que cómo nos va, aquí pretendemos hacer un ejercicio de transparencia. La idea, que surge de este artículo, es relataros cómo y en qué nos gastamos el dinero que recaudamos a través de Verkami.

Pero también queremos haceros partícipes del éxito, porque para nosotros ha sido y sigue siendo un éxito, aunque, como todo, siempre habrá quien piense que para este viaje no necesitábamos alforjas.

Vamos al lío:

De acuerdo con Verkami, las aportaciones de los mecenas sumaron 18.665 euros!! Por si no lo hemos dicho suficiente: ¡¡GRACIAS!!

De ahí:

– Le descontamos aportaciones impagadas: 90 euros (quedan 18.575 euros).
– Menos comisión de verkami (el 5%): 1.123,78 euros (quedan 17.451,22 euros).
– Menos comisiones bancarias por pagos con tarjeta (1,35%): 250,76 euros (quedan 17.200,45 euros. Esto es lo que Verkami nos ingresó).
– Menos devolución de aportaciones de mecenas arrepentidos y/o equivocados: 2.000 euros (quedan 15.200,45 euros)

Es decir, obtuvimos algo más de 15.000 euros para editar el libro. Un dineral. Nunca soñamos recibir tanto dinero para hacerlo.

Y aquí viene la pregunta. ¿Cuánto cuesta hacer un libro?

Como para casi todo, la respuesta es “depende”. Depende de qué libro, de qué editorial, de qué imprenta, etc. Las cifras que vienen a continuación son las que nosotros hemos pagado. Seguro que se pueden mejorar. Seguro que podríamos haberlo hecho más barato pero, recordad, hace un año éramos 3 tipos con escasa idea sobre el negocio editorial a los que nadie conocía, intentando publicar un libro de más de 500 páginas sobre pan. Nadie se fiaba de nosotros. Con razón. Salvo nuestros mecenas, claro. No sé qué habríamos hecho sin vosotros.

A nosotros, sacar la primera edición, con una tirada de 2.000 ejemplares, nos costó casi 30.000 euros. Sí, el doble de lo que teníamos. Ahí van los números:

– Derechos del libro: 2.400 euros.
– Diseño, maqueta, traducción, corrección*: 8.500 euros.
– Imprenta (2.000 ejemplares): 18.000 euros.

Todavía quedaba enviarlo, junto con las camisetas (¿a quién se le ocurriría la idea de hacer camisetas?) y el resto de recompensas.

– Coste aproximado de los envíos: 1.000 euros.
– Impresión de camisetas y otras recompensas: 400 euros.

A estas alturas, la cosas no pintaba bien. Habíamos recaudado 15.200 euros y nos habíamos gastado más del doble. Como veis, lo hicimos muy mal, a pesar de que teníamos un excel donde no había números rojos…

Peeeeeero (siempre hay un pero) teníamos casi 1.500 libros para vender a su precio oficial y los vendimos así que el cuadro final de la primera edición se arregló y quedó así.

Recaudación real de Verkami: 15.200 euros.
Producción editorial: -30.000 euros.
Envíos y resto recompensas: -1.400 euros.
Ventas: 24.000 euros (cifra aproximada pues, dependiendo del canal, las comisiones son unas u otras).
Total: 7.800 euros.

La primera edición nos dio un “beneficio” de 7.800 euros. Lo digo entre comillas porque ninguno de los 3 hemos cobrado un duro y creedme si os decimos que algunas horas hemos echado para que esos 2.000 libros se hayan vendido.

Hemos dicho muchas veces que la campaña de verkami (y como veis, no mentíamos) tenía como principal objetivo, mucho más que ganar dinero o financiar el libro, la promoción y difusión del proyecto y en eso sí que lo hicimos un poquito mejor, o eso queremos pensar. Nos seguís en twitter y facebook, el libro se conoce y se sigue vendiendo (cuando escribimos esto, la tercera edición está en la calle y, varios meses después del lanzamiento, se sigue vendiendo a buen ritmo).

Tenemos que deciros que seguimos sin cobrar nada por lo que hacemos y que con los beneficios estamos preparando más libros. Si hemos llegado hasta aquí sin tener ni idea y sin perder la camisa pensamos (irresponsablemente) que, según vamos aprendiendo, seremos capaces de hacerlo algo mejor cada vez. Y ¿quién sabe? Igual algún día damos con el Harry Potter o el Juego de Tronos de la cocina. No nos quedará entonces más remedio que mudarnos al Caribe y echaros mucho de menos, pero hasta entonces y mientras los números sean positivos, seguiremos dando guerra.

Muchas gracias a todos y a todas. Id preparando vuestros hornos que en septiembre llegan las Hermanas Simili cargadas de grandes recetas de la tradición italiana.

¡Feliz Verano!

* No incluimos aquí el coste de traer a Hamelman y su mujer 10 días ya que no son costes de edición estrictamente. Afortunadamente, pudimos vender todas las plazas de la masterclass; ni Panic ni Asempan nos cobraron por cedernos las instalaciones y Roca Fariners nos cedió todas las harinas que usamos. Sin contar el apoyo de Ibán durante esos días, que nos regaló su tiempo y su trabajo de cicerone/traductor/profesor todo el tiempo. Con todo, y como ya dijimos en algún otro sitio, lo comido por lo servido (económicamente hablando, claro. En todo lo demás, lo volveríamos a hacer 100 veces, aunque nos costara dinero).