Presentación de ‘Pan y dulces italianos’ en Barcelona

En esta ocasión hemos tenidos alguna duda sobre si hacer presentaciones a la vieja usanza de ‘Pan y dulces italianos‘ o no. Este tipo de eventos se han ido transformando y podríamos decir que, a día de hoy, aportan poco a la difusión de un libro. En el caso del libro de las Hermanas Simili no contamos con ellas cerca, así que encima no tenemos el atractivo de poder conocer en persona a las autoras. Por estas razones teníamos dudas. Pero un buen día recapacitamos y pensamos que publicar un libro es algo que siempre hay que celebrar, y la mejor manera de celebrar algo es juntarse con gente querida y compartir un buen rato. Y eso al final es también una presentación de un libro, así que allá que vamos.

La primera presentación que haremos será en Barcelona la semana que viene: el lunes 1 de diciembre en La Central del Raval. En la mesa estarán actuando Lucas García Calvo -en nombre de la editorial-, Lorenzo Mariani -el traductor, también conocido como el toledano de Perugia- y quién si no…Ibán Yarza-autor del prólogo, amigo y crack inigualable-

Y para brindar en amor y compañía, tendremos panettones de Miquel Saborit. ¡Quede todo el mundo invitado!

¡Nos vemos el lunes 1 de diciembre a las 19h en La Central del Raval de Barcelona!

Y próximamente, anunciaremos la presentación de Madrid…pero vayan reservando la tarde del 10 de diciembre en sus agendas.

Pan y dulces italianos, de las hermanas Simili

Hola a todos y a todas:

Hace un tiempo que no escribimos por aquí así que, ¿qué mejor manera de volver que anunciando nuestro próximo lanzamiento?

Estamos ya en imprenta con Pan y Dulces Italianos, de las hermanas Simili. La versión en castellano de «Pane e Roba Dolce». Un libro pequeño en tamaño pero inmenso en su contenido, que recoge unas cuantas recetas clásicas de la panadería y bollería italianas. Desde la pizza o la focaccia al panetone y al pandoro, pasando por los grissini, el pan toscano sin sal, el pan de altamura de trigo duro, la colomba de pascua, etc. Son, sin duda, las recetas más representativas de la panadería y la bollería de Italia recogidas en poco más de 200 páginas.

Las autoras, Margherita y Valeria Simili, gemelas panaderas, son universalmente conocidas como Sorelle Simili (hermanas Simili). Gracias a la excepcional escuela de cocina que dirigieron durante muchos años en Bolonia (la capital gastronómica de Italia), a sus libros, a sus continuas apariciones en programas televisivos italianos y, no menos importante, a su simpatía, se han convertido en una referencia obligatoria para los que se acercan a la producción casera de pasta fresca, pan y dulces italianos. Además, sus libros son un verdadero fenómeno de ventas. Sus dos primeros títulos, Pane e roba dolce y Sfida al matarello (este último, literalmente, Desafía al Rodillo) llevan más de 70.000 copias vendidas.

Para la edición de Libros con Miga hemos intentado mejorar el libro en lo que pensamos era su punto más débil: la estética. Y para ello, además de rediseñar por completo el interior y la portada gracias a sendas obras de arte de Joaquín Labayen y Alfredo Copeiro respectivamente, el libro tiene fotografías nuevas y hechas para la ocasión por un auténtico dream team.

Hemos tenido la suerte de contar con una parte del equipo de ese magnífico proyecto que es 1080 fotos de cocina. Es un proyecto que nos encanta y teníamos claro que queríamos colaborar con ellas de alguna manera. Así que hablamos con Miriam y Pam, las editoras, y nos dijeron que sí enseguida. Les pedimos, eso sí, que preparasen ellas las recetas y luego las fotografiaran porque queríamos que el resultado sea similar al que cualquiera puede obtener en casa (me refiero a la receta, claro. Las fotografías son otro cantar. Menudas manos y objetivos tienen estas chicas). Han colaborado con nosotros en las fotos (por estricto orden alfabético):

  • Alicia, de A mí lo que me gusta es cocinar.
  • Ana, de Hecho en la propieté.
  • Ernestina, de La letra con salsa entra.
  • Eva, de Bake-Street.
  • Miriam, de El invitado de invierno.
  • Pam, de Uno de dos.
  • Raúl, de El oso con botas.


  • Y para rematar la edición y abusando de su generosidad, le pedimos a Ibán Yarza que nos escribiese el prólogo. Y fue y nos dijo que sí y nos ha regalado su punto de vista sobre el libro, las recetas, adaptaciones, etc. Muchas gracias amigo.

    Estamos ya ansiosos por que veáis el resultado y por que os guste, claro. A nosotros nos encanta 🙂

    En unos días tendremos el libro en la mano. Podéis empezar a reservarlo ya en nuestra web y lo tendréis en casa unos días antes de que se ponga a la venta en las librerías de toda España (fecha prevista: 29 de octubre)

    Besos, abrazos y feliz otoño, un nuevo otoño panarra!

    Números de una campaña de crowdfunding

    Hace aproximadamente 1 año terminó nuestra campaña de verkami con la que nos dimos a conocer ante la comunidad de panarras y, en general, ante el mundo.

    Un año es tiempo suficiente para hacer balance y, como a menudo nos preguntáis que qué tal, que cómo nos va, aquí pretendemos hacer un ejercicio de transparencia. La idea, que surge de este artículo, es relataros cómo y en qué nos gastamos el dinero que recaudamos a través de Verkami.

    Pero también queremos haceros partícipes del éxito, porque para nosotros ha sido y sigue siendo un éxito, aunque, como todo, siempre habrá quien piense que para este viaje no necesitábamos alforjas.

    Vamos al lío:

    De acuerdo con Verkami, las aportaciones de los mecenas sumaron 18.665 euros!! Por si no lo hemos dicho suficiente: ¡¡GRACIAS!!

    De ahí:

    – Le descontamos aportaciones impagadas: 90 euros (quedan 18.575 euros).
    – Menos comisión de verkami (el 5%): 1.123,78 euros (quedan 17.451,22 euros).
    – Menos comisiones bancarias por pagos con tarjeta (1,35%): 250,76 euros (quedan 17.200,45 euros. Esto es lo que Verkami nos ingresó).
    – Menos devolución de aportaciones de mecenas arrepentidos y/o equivocados: 2.000 euros (quedan 15.200,45 euros)

    Es decir, obtuvimos algo más de 15.000 euros para editar el libro. Un dineral. Nunca soñamos recibir tanto dinero para hacerlo.

    Y aquí viene la pregunta. ¿Cuánto cuesta hacer un libro?

    Como para casi todo, la respuesta es «depende». Depende de qué libro, de qué editorial, de qué imprenta, etc. Las cifras que vienen a continuación son las que nosotros hemos pagado. Seguro que se pueden mejorar. Seguro que podríamos haberlo hecho más barato pero, recordad, hace un año éramos 3 tipos con escasa idea sobre el negocio editorial a los que nadie conocía, intentando publicar un libro de más de 500 páginas sobre pan. Nadie se fiaba de nosotros. Con razón. Salvo nuestros mecenas, claro. No sé qué habríamos hecho sin vosotros.

    A nosotros, sacar la primera edición, con una tirada de 2.000 ejemplares, nos costó casi 30.000 euros. Sí, el doble de lo que teníamos. Ahí van los números:

    – Derechos del libro: 2.400 euros.
    – Diseño, maqueta, traducción, corrección*: 8.500 euros.
    – Imprenta (2.000 ejemplares): 18.000 euros.

    Todavía quedaba enviarlo, junto con las camisetas (¿a quién se le ocurriría la idea de hacer camisetas?) y el resto de recompensas.

    – Coste aproximado de los envíos: 1.000 euros.
    – Impresión de camisetas y otras recompensas: 400 euros.

    A estas alturas, la cosas no pintaba bien. Habíamos recaudado 15.200 euros y nos habíamos gastado más del doble. Como veis, lo hicimos muy mal, a pesar de que teníamos un excel donde no había números rojos…

    Peeeeeero (siempre hay un pero) teníamos casi 1.500 libros para vender a su precio oficial y los vendimos así que el cuadro final de la primera edición se arregló y quedó así.

    Recaudación real de Verkami: 15.200 euros.
    Producción editorial: -30.000 euros.
    Envíos y resto recompensas: -1.400 euros.
    Ventas: 24.000 euros (cifra aproximada pues, dependiendo del canal, las comisiones son unas u otras).
    Total: 7.800 euros.

    La primera edición nos dio un «beneficio» de 7.800 euros. Lo digo entre comillas porque ninguno de los 3 hemos cobrado un duro y creedme si os decimos que algunas horas hemos echado para que esos 2.000 libros se hayan vendido.

    Hemos dicho muchas veces que la campaña de verkami (y como veis, no mentíamos) tenía como principal objetivo, mucho más que ganar dinero o financiar el libro, la promoción y difusión del proyecto y en eso sí que lo hicimos un poquito mejor, o eso queremos pensar. Nos seguís en twitter y facebook, el libro se conoce y se sigue vendiendo (cuando escribimos esto, la tercera edición está en la calle y, varios meses después del lanzamiento, se sigue vendiendo a buen ritmo).

    Tenemos que deciros que seguimos sin cobrar nada por lo que hacemos y que con los beneficios estamos preparando más libros. Si hemos llegado hasta aquí sin tener ni idea y sin perder la camisa pensamos (irresponsablemente) que, según vamos aprendiendo, seremos capaces de hacerlo algo mejor cada vez. Y ¿quién sabe? Igual algún día damos con el Harry Potter o el Juego de Tronos de la cocina. No nos quedará entonces más remedio que mudarnos al Caribe y echaros mucho de menos, pero hasta entonces y mientras los números sean positivos, seguiremos dando guerra.

    Muchas gracias a todos y a todas. Id preparando vuestros hornos que en septiembre llegan las Hermanas Simili cargadas de grandes recetas de la tradición italiana.

    ¡Feliz Verano!

    * No incluimos aquí el coste de traer a Hamelman y su mujer 10 días ya que no son costes de edición estrictamente. Afortunadamente, pudimos vender todas las plazas de la masterclass; ni Panic ni Asempan nos cobraron por cedernos las instalaciones y Roca Fariners nos cedió todas las harinas que usamos. Sin contar el apoyo de Ibán durante esos días, que nos regaló su tiempo y su trabajo de cicerone/traductor/profesor todo el tiempo. Con todo, y como ya dijimos en algún otro sitio, lo comido por lo servido (económicamente hablando, claro. En todo lo demás, lo volveríamos a hacer 100 veces, aunque nos costara dinero).

    Fe de erratas de «El Pan», de J. Hamelman

    Aprovechando que hace solo unas semanas que la tercera edición de «El Pan» de Jeffrey Hamelman, está a la venta, hemos recopilado las erratas que hemos ido detectando en las dos anteriores en un único documento listo para descargar. Algunas son irrelevantes, otras alteran completamente las fórmulas. En muchos casos, se trata de erratas que habéis descubierto vosotros y vosotras al leer el libro. ¡Gracias!.

    Dependiendo de la edición que tengas, algunas estarán ya corregidas y otras no. Aquí las tenéis en un documento para descarga:

    FE DE ERRATAS v 1.0

    Es bastante probable que todavía quedan en las más de 500 páginas del libro escondidas un buen puñado de ellas. Si detectas alguna, no dudes en escribirnos a hola@librosconmiga.com. Iremos actualizando el fichero a medida que vayan apareciendo nuevas.

    Baguettes de tradition y Miche Roca…

    …o cuando las recetas de J. Hamelman se encontraron con las harinas de Roca Fariners

    ¡Gracias de nuevo, Lot!

    Teníamos pendiente compartir dos de las recetas que Jeffrey Hamelman elaboró en la masterclass y que son únicas. Se trata de dos fórmulas, a partir de sendas recetas de su libro, que Jeffrey adaptó a las harinas de Roca de modo que son, en ese sentido, totalmente originales.

    La primera es un compendio de técnicas varias. Se trata de una variación de la Miche de varias harinas que aparece en las páginas 170-171 del libro; un pan de gran tamaño (piezas de unos 2 kg) hecho con el 20% de la harina prefermentada mediante un levain sólido. Para los que no tenéis el libro, podéis encontrar la receta original en en esta entrada de Gusete en el blog Madrid Tiene Miga. Para esta ocasión, la mezcla de harinas propuesta por Jeffrey fue la siguiente:

    • 50% Harina de trigo ecológica T-150 molida a la piedra.
    • 35% Harina de trigo ecológica T-80 molida a la piedra.
    • 15% Harina de centeno ecológica T-80 molida a la piedra.

     

    La segunda de las recetas especialmente adaptadas por Jeffrey fueron unas baguettes de tradition (receta de la página 275 del libro). Como ya os contamos, fue una receta «improvisada» pues la idea original era hacer las baguettes de fermentación lenta (página 276 del libro), pero un fallo eléctrico durante la noche hizo que la masa retardada se echase a perder.

    Lo que hace especial a esta masa es la mezcla de harinas que propuso Jeffrey. Ahí va:

     

    El resto de la receta se completa con:

    • 74% agua
    • 1,8% Sal
    • 0,75% Levadura fresca

     

    El secreto de esta masa es que se pliega tres veces, una cada 20 minutos, durante la primera hora de fermentación en bloque para luego dejar que repose 2 horas más. La fórmula se completa con el boleado, formado y fermentación en pieza de 1-1,5 horas. Se hornean bien (unos 32-35 minutos para piezas de 400 g) a 240 ºC, hasta que tengan el color que veis en la foto.

    Realmente es asombroso ver cómo una pasta informe y con tan poca levadura, se convierte primero en una masa tan cohesionada y, después, en una baguette con esa alveolatura. La mezcla de harinas de Roca dio como resultado un sabor extraordinario.

    Si tenéis ocasión, probadlas en casa este fin de semana y nos contáis qué tal.

    Fin de semana con mucha Miga en Madrid y Toledo

    La de hoy es una entrada especial por dos motivos bien distintos. El primero es que el sábado fue un día de descanso. Tras el esfuerzo físico y de concentración que supone dar una clase magistral de 8 horas para 15 alumnos, profesionales y amateurs; hornear 5 masas en 8 presentaciones diferentes, Jeffrey Hamelman y su mujer dedicaron el sábado para descansar, hacer algunas compras y pasar algún rato tranquilos por Madrid. Querían disfrutar sin más de Madrid como turistas. Eso sí, para terminar de reponer fuerzas, quedamos para comer cocido madrileño completo.

    El segundo motivo es que el domingo, último día en España del maestro, fue para quienes integramos Libros con Miga, la jornada más especial de todas. Quisimos compartir con Jeffrey, Chiho e Ibán un día en familia, alrededor de la mesa, comiendo, hablando, riendo, recordando la semana que habíamos pasado juntos. Además, antes de comer, aprovechamos y nos dimos un paseo por Toledo para abrir el apetito, incluyendo una visita a Antonio y Esperanza, de Benipan Toledo y la sorpresa adicional de que nos enseñaran el obrador (vacío, por ser domingo) de la confitería Santo Tomé, en la que compramos mazapán, pastas de almendra, piñones y toledanas.

    Toledo bajo la lluvia. Delante de la Dives Toletana
    Toledo bajo la lluvia. Delante de la Dives Toletana

    El día entero fue una fiesta. Y además pudimos ver todos juntos el telediario en el que salieron Jeffrey e Ibán hablando del buen pan. Aunque, como cualquier pieza de 1 minuto, se le podrían sacar muchas pegas, como diría Jeffrey: «¿qué ganamos con eso? Nada.» Así que veamos el lado bueno. Por (creo) primera vez, el pan casero y la revolución del pan era noticia del telediario. Y eso ya es mucho. Minuto 31:37 de este vídeo.

    El menú, largo y estrecho, estuvo compuesto por embutidos y quesos españoles e italianos, tortilla de patata, migas manchegas, pulpo, fabada al estilo de nuestra casa, venado estofado, macedonia, torrijas, sopa de almendras y mazapanes toledanos. En buena medida, un auténtico menú de navidad para un domingo lluvioso de febrero. La ocasión lo merecía. Después hubo tiempo para la música, los retratos, las fotos, las dedicatorias y, más que otra cosa, para pasar una tarde en familia, sin hacer otra cosa que disfrutar del momento, de los amigos, de la vida.

    Un rato después, a esa hora indefinida, hacia el final de la tarde del domingo, en la que cierta melancolía se agarra un poquito al corazón, en la plaza de España de Madrid, nos despedimos de nuestros dos amigos americanos, emplazándonos para un más que seguro reencuentro, esta vez en los bosques de Vermont. Besos y abrazos para decir hasta pronto. Esta vez, volver a la rutina semanal ha sido un poco más duro.

    Conocer a dos personas excepcionales y compartir con ellas tantas cosas increíbles es una de las razones por las que nos embarcamos en esta aventura. Y merece la pena. Vaya si lo merece.

    ¡HASTA PRONTO JEFFREY Y CHIHO!

    Preparativos y Masterclass de Hamelman: dos días en uno

    La entrada de hoy es algo más larga porque trataré de resumir las jornadas del jueves y el viernes, dos días que tuvieron como eje la clase magistral de Jeffrey.

    El jueves fue un día de (casi) relax. Y digo casi porque no hubo planes frenéticos, ni carreras hacia el AVE ni nada similar. El día se centró en recuperar energías y en preparar la masterclass del viernes. Mañana lluviosa y tranquila para descansar y reponerse ya que a las 12.00 era la cita en la escuela de Asempan, quienes nos habían cedido amablemente sus instalaciones y a los que estamos muy agradecidos (¡Gracias a Nati, Manuel y Flori!). Antes hubo tiempo para entrevistas y fotografías para una revista importante. Y hasta aquí puedo leer…

    De nuevo la profesionalidad y actitud positiva de Jeffrey salieron a relucir en la sesión de fotos cuando la fotógrafa le pedía «mira para acá con el cuerpo y para este otro lado con la cabeza» o «mira a la cámara pero sin mirar». Unas cuantas fotos y una entrevista después, Jeffrey se calzó su gorra, su delantal y su camiseta de panadero y puso toda su energía y conocimiento dirigido a sacar de las harinas que Roca nos cedió amablemente para la clase todo el partido posible (¡gracias Lot!). Metódico, riguroso, lo primero que sacó fue su horario de horneado donde colocó como si de un puzzle se tratara, las diferentes fórmulas y las horas a las que cada una sería amasada, boleada, formada, las fermentaciones, y metidas en el horno. Un reloj suizo escrito en un cuadro de labores.

    Con la inestimable ayuda de Chiho, Ibán, Juan y Lorenzo, entre todos prepararon fermentos, madres, pusieron en remojo semillas, saltearon bacon y champiñones, amasaron brioche y dejaron pesados y medidos todos los ingredientes de las fórmulas para que todo fluyese en la clase. Antes de irnos, dejamos en una cámara un bloque de 25 kg de masa para las baguettes de tradition. De ahí, pasando por la panadería Panic y por Federal, de vuelta al hotel a descansar.

    Preparando la clase magistral de Jeffrey Hamelman el día anterior
    Preparando la clase magistral de Jeffrey Hamelman el día anterior

    Si el jueves Jeffrey iba con camiseta y gorra, para el viernes dejó su casaca con el nombre bordado y su gorro. Según él mismo, «cuando me pongo este gorro ridículo, me convierto en otra persona». Lo pudimos comprobar cuando el viernes a las 8 de la mañana llegamos a la escuela y descubrimos que un corte de luz nocturno había fundido la cámara y los 25 kg de masa se habían convertido en un río de pasta fermentada con la que no se podía hacer nada. Otro se hubiera enfadado pero el panadero Hamelman dijo «estas cosas pasan, ya se nos ocurrirá algo». Y sobre la marcha, rehizo el sudoku que era el planning, y decidió que si no se pueden hacer baguettes retardadas, nada impide hacerlas en directo. Así es él.

    La clase fue una lujo en todos los sentidos. Ver a panaderos amateurs y panaderos profesionales compartir banco de trabajo; descubrir a Txema Pascual, de Artepan, tomando notas de aspectos nuevos o ver la cara de la gente al probar los diferentes panes que fueron saliendo del horno fue la prueba de que la jornada estuvo a la altura de las expectativas. Fue una jornada de comPañerismo. Fotos y dedicatorias de libros pusieron fin al día. De allí todo el mundo salió con mínimo 2 o 3 kg de pan para gozar durante el fin de semana.

    Vuelta a Madrid por los pelos, pasando por Harinas Roca y presentación en La Central

    Cuando empiezas el día desayunando el pan de Baluard es imposible que nada vaya mal después. Así que después de tomar tostadas de la chapata de centeno y aceite de oliva, de panes de frutos secos y de la baguette baluard, dejamos Barcelona en dirección a Agramunt (Lleida) donde nos esperaba Lot, otra de las grandes mujeres de la panadería actual, para enseñarnos su molino, el de Harinera Roca.

    Salimos de Barcelona con lluvia, atravesamos Montserrat con niebla y al llegar al Plá de Lleida un sol radiante nos daba la bienvenida. Lot nos contó su historia, la de una mujer en una industria tradicionalmente de hombres, que ha tenido y sigue teniendo que demostrar cada día su enorme talento y capacidad (demasiado parecida a la historia de Anna  Bellsolà). Ella misma nos dijo que cada vez que alguien le dice «no, tú no puedes hacer eso», ella responde «¿que no? aparta y mira cómo se hace!». Olé por ella también.

    Lot, Jeffrey y Lucas departiendo en Harinera Roca
    Lot, Jeffrey y Lucas departiendo en Harinera Roca

    Un molino es un sitio con mucho ruido y era curioso cómo, estando a menos de 2 metros de ellos, no podíamos escuchar qué se contaban Jeffrey y Lot. Ahora, la expresión de sus caras, el brillo de los ojos, la manera de gesticular nos hacía entender la pasión de dos personas por los productos hechos con cariño, con rigor, con honestidad.

    Para terminar la mañana y antes de salir para Lleida, Lot nos había preparado un almuerzo a base de diferentes cocas elaboradas por un panadero local (con sus harinas, por supuesto). Entre todos llegamos a la conclusión de que algo estamos haciendo mal cuando productos tan delicados y extraordinarios como los que comimos no sean apenas conocidos fuera de la comarca donde se producen. Tenemos que cambiar eso.

    Después fotos, últimos diálogos y al coche para tomar el AVE de vuelta a Madrid desde Lleida. Llegamos corriendo al vagón. Literalmente. Primero en coche excediendo un poquito el límite máximo permitido y luego, atravesando la estación a toda prisa. Por los pelos.

    Y finalmente en Madrid, de nuevo una emoción tremenda de ver la librería llena de buena gente, amigos, familia, panaderos. No tengo ya palabras para expresar cómo nos hacéis sentir.

    Terminamos el día en Crumb, claro. Comiendo bocadillos con pan bien hecho y con la anécdota del día. Tienen allí un poster con una versión muy personal de los dibujos de las manos de Jeffrey formando baguettes que hizo Chiho para el libro. A ella le encantó y les regaló otro más. Así son Jeffrey y su mujer, generosos mucho más allá de lo imaginable.

    Paseos y visitas a panaderías en Barcelona: Gaudí, Horchata, Turris, Baluard y Arroz a banda

    Tras las emociones fuertes de la noche anterior, el martes se presentaba como algo más tranquilo… ¡Qué ilusos! Empezaremos por el final. Agradecimos que La Valenciana cerrase el lunes a las 22.30 para tener excusa y poder ir al hotel a descansar tras un día agotador. Eso sí, antes, la cara de Jeffrey, al saber que la horchata no lleva leche, merecía la pena.

    Antes, y no necesariamente por este orden, Turris, la casa Batlló, arroz en la Barceloneta, el parque Güell y Baluard. ¡Qué sitio Baluard! Si tuviéramos una panadería así en cada ciudad, otro gallo cantaría…

    A medida que pasaba el día, íbamos siendo más conscientes del momento y de la emoción de la presentación. Los mensajes en Twitter se fueron sucediendo y ha aparecido en Youtube el vídeo de la presentación. Desde que arrancó esta aventura, hemos notado vuestro apoyo pero ver a Jeffrey Hamelman, con más de 40 años de profesión a la espalda, sentir una emoción y gratitud sinceras nos hace tremendamente felices, una vez más.

    Ah! Y en medio de todo eso, un arroz a banda increíble en la Barraca, en la Barceloneta. El pan que sirven es de Baluard. Y con eso lo digo todo. Nos faltaron las horas para ir a casa de tantos panaderos que amablemente nos lo ofrecieron el lunes. Dicen que siempre hay que dejar algo para el siguiente viaje así que Josep Antoni (Cruixent), Mercé (Pa Serra) y Emili (Forn San Josep) gracias por vuestra amabilidad y, sin duda, la próxima vez sacaremos el tiempo de dónde sea.

    Aquí el vídeo de la presentación de Barcelona (gracias Abel!)

    [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ulyaViMaTwM[/youtube]

    En Barcelona: se incorpora Ibán Yarza, presentación del libro y ópera

    Después de un primer día intenso en emociones, el de ayer fue una auténtica fiesta. Hemos podido sentir el cariño de la gente hacia Jeffrey y él ha tomado conciencia del alcance de su libro. Hoy se nos ha unido al cortejo panarra nuestro amigo Ibán, directamente llegado de Murcia donde ha estado dando clases en La Subirana. Si ayer os contaba que Jeffrey apareció en el aeropuerto con una mochila enorme y masa madre dentro, la imagen de Ibán hoy al vernos ha sido exactamente esa. Con su escuela de panadería, masa madre incluida, empaquetada en en una mochila. Empiezo a pensar que hay algún tipo de conexión entre las personas de bien en torno al pan.

    Congregar en una librería a más de 50 personas entre las que estaban responsables de harineras, panaderos ilustres, amigos y mecenas ha sido para supuesto para nosotros una mezcla a partes iguales de sorpresa, honor, alegría, nervios, gratitud, … Para un proyecto modesto como el nuestro sentir tan cercano vuestro apoyo, vuestro cariño, vuestro ánimo, nos imprime más energía todavía para pensar que no estábamos tan locos como podría parecer al principio y que, con independencia del resultado, todo esto está mereciendo, y mucho, la pena.

    El público escucha atento las explicaciones y reflexiones de Jefrey Hamelman
    El público escucha atento las explicaciones y reflexiones de Jefrey Hamelman

     

    ¡¡GRACIAS!!

    Algo que no os hemos contado es que Chiho, además de hacer esos hermosos dibujos que acompañan e ilustran el libro, canta como los ángeles. Al saber de la pasión de Ibán por Bach le ha recibido con una breve aria de una misa del compositor alemán. Os dejamos el video de un momento único con Chiho e Ibán delante del Liceo, en plena rambla.

    [vimeo]http://vimeo.com/85802073[/vimeo]